El mundo del dátil: conoce todas sus variedades

El mundo del dátil: conoce todas sus variedades

¿Sabías que…

… no sólo existe una variedad de dátil? Aunque a veces nos pase desapercibido, este fruto se nos presenta en distintas formas, cada una de ellas con sus propias características. El dátil es el fruto de la palmera datilera, también conocida como Phoenix dactylifera. Esta planta se cultiva en zonas subtropicales, con climas secos y cálidos que favorecen su crecimiento. Es muy conocido por ser un endulzante natural.

Podemos clasificar los dátiles no sólo por la variedad, sino también según completen o no su maduración en la palmera. En primer lugar, hablamos de los dátiles blandos o frescos que, tras un período corto de maduración, son recolectados. Deben guardarse en el frigorífico y acostumbran a ser más carnosos y dulces.

En segundo lugar, tenemos los dátiles semisecos, que representan la gran mayoría de los dátiles que consumimos (Deglet Nour, Medjoul, Zahidi…)

Por último, hablamos de los dátiles secos. Son recolectados tras un largo período de maduración, cuando el sol ya los ha secado en el mismo árbol. Como vemos, al contrario que otros frutos secos, los dátiles se secan directamente en el árbol, y no en un proceso posterior.

 

Variedades ¿cuál es la diferencia?

Medjoul

El dátil Medjoul es muy conocido por su textura dulce, jugosa y carnosa. Puede alcanzar los 5 centímetros de longitud y el color de su piel es marrón oscuro, en el punto óptimo de maduración. Tiene la piel brillante y arrugada, que se desprende con facilidad a la hora de consumirlo.

Es ideal para repostería, y gracias a su carne tierna, nos permite elaborar, por ejemplo, miel o jarabe de dátil. Es una de las principales variedades cultivadas en Israel.

Deglet Nour

También conocido como Dátil Moscatel o dátil de la luz, esta variedad se caracteriza por ser una de las más comercializadas en todo el mundo. Se le ha llamado también “Reina de los dátiles” y tiene un color translúcido y un sabor suave a miel.

Es tierno, pero con una carne más firme y con una dulzura no tan acentuada. Esto permite que sea muy versátil: se puede emplear no sólo en recetas dulces, sino que funciona muy bien con elementos salados. A diferencia del Medjoul, el Deglet Nour se conserva mucho mejor durante más tiempo, pues no es tan húmedo. El Deglet Nour es también protagonista de nuestra novedad, la Crema de Dátiles con Almendras ¡Descúbrela!

Zahidi

Hablamos de una variedad de dátil relativamente más seca. Su forma es redonda, y el color de su piel varía entre el marrón claro y el dorado. De nuevo, su carne es más firme que la de los dátiles más hidratados, lo que lo convierte en la opción ideal para trocear y cortar.

No es tan dulce como otras variedades de dátiles, por eso combina muy bien con platos salados: con él podemos preparar ensaladas, acompañamientos de carnes o panadería, por ejemplo.

Halawi

Originaria de Egipto, esta variedad de dátil es rica en fibra, más seca que el resto. Se utiliza comúnmente para repostería, como relleno de mazapán o como entrante. Gracias a su textura más ligera, es uno de los dátiles más recomendados para tomar al natural, para disfrutar de todo su sabor. Se parece mucho a otra variedad de nombre similar: el Hadrawi.

Barhi

Es una de las variedades más complicadas de encontrar en el mercado, fuera de sus zonas de cultivo. El Barhi es un dátil que se toma muy fresco, cuando su carne está en el punto óptimo, antes de que empiece a secarse al sol.

El dátil Barhi es redondo, de piel amarillenta, con una textura firme. Es muy distinto a otras variedades de dátil, y al comerlo su consistencia es mucho más parecida a la de una manzana.

2017-10-31T08:06:22+00:00 noviembre 10th, 2016|Noticias|