¿Y vosotros usáis las especias y condimentos para incrementar el sabor de vuestros platos?

¿Y vosotros usáis las especias y condimentos para incrementar el sabor de vuestros platos?

La mayoría de las plantas aromáticas llegaron de Oriente. Pero ya en la edad de hierro aderezaban sus platos. Egipcios y Babilonios sazonaban las piezas de carne con una mezcla de hierbas y ramas. Así podemos decir que empezaron a crearse los primeros jardines de uso culinario y farmacéutico. Los romanos importaban de África, Europa y Oriente muchas especias y hierbas.

Muchas son las especias que pueden enriquecer vuestros platos, y es que sin aumentar calorías ni grasas, conseguimos darle un sabor de lo más original a las cremas de verduras o cualquier plato que preparéis. En Amandín lo tenemos claro y las usamos en algunos de nuestros productos. Con tan sólo una cucharadita de especias podéis conseguir platos con sabores increíbles.

 

¿Sabéis qué es la densidad nutritiva?

La densidad nutritiva es la cantidad de nutrientes valiosos en relación a su volumen. Esto podemos conseguirlo con las especias.

  1. Podemos sustituir el aceite por las nueces picadas, y añadirás a tus platos más fibra, minerales, vitaminas y antioxidantes.
  2. Puedes reemplazar la nata líquida por un yogurt.
  3. Mezcla en el pan rallado, frutos secos en polvo, así le darás más fibra, vitaminas y minerales.
  4. Puedes reemplazar parte de la carne de una hamburguesa por lentejas o cualquier legumbre, agregando potasio, fibra, y magnesio.

 

Además una manera muy sencilla de enriquecer tus platos es con las hierbas aromáticas. Muchas de estas plantas ayudaban a digerir los alimentos y así empezaron a utilizarse en la comida.

 

Hipócrates ya decía: “Que el alimento sea tu mejor medicina, y que tu mejor medicina sea tu alimento”

 

Siempre es mejor usarlas cuando son frescas, y así tienen todas sus funciones. Se consideran aromas: Albahaca, perifollo, estragón, hinojo, enebro, laurel, perejil, romero, salvia, tomillo, canela, clavo de especie, cilantro, comino, curry, jengibre, nuez moscada, pimiento y azafrán. Y condimento: Ajo, alcaparras, cebollino, mostaza, cebolla, puerro, rábano blanco, sal y azúcar. De las plantas aromáticas se emplean sus hojas o tallos, ya sean frescas, secas o deshidratadas. Se utilizan para sazonar los guisos o realzar los aromas de los platos. Muchas de las hierbas y plantas fueron ignoradas durante mucho tiempo excepto la menta, el perejil y el ajo.

 

Las plantas aromáticas pueden formar parte de 3 famílias:

Aliáceas: ajo, cebolla, cebolleta o las chalotas, etc.

Apiáceas: angélica, carvi, perifollo, hinojo, perefil, etc.

Lamiáceas: mejorana, melisa, menta, orégano, ajedrea, salvia, tomillo, etc.

 

Técnicamente, se considera especia a la parte dura de una planta, cómo las semillas o la corteza. Aunque muchas veces, ya sea por similitud, se engloban a las hojas de algunas plantas. Aquí encontraríamos la cúrcuma, la pimienta rosa o el jengibre. La mayoría, por no decir todas, las especias, plantas aromáticas o condimentos tienen múltiples propiedades para nuestra salud. Estas propiedades se deben a su composición química.

Tal es la importancia de sus propiedades, que se llegaron a usar como moneda de cambio, y a considerarse un objeto muy codiciado.

En algunos de nuestros productos, para poder enriquecer su sabor y aroma, hemos usado especias y de este modo crear caldos de lo más originales. En nuestro Caldo Oriental y Caldo Azteca hemos usado: Pimentón, comino, chili, cúrcuma, pimienta negra, nuez moscada o romero, y en todos nuestros caldos añadimos un poco de romero para aromatizar el gusto.

Por qué en Amandín, conocemos la importancia del sabor y la calidad de nuestros platos.

.

2017-11-20T09:03:22+00:00 enero 22nd, 2015|Noticias|